Day 1

La verdad que de mi primer día acá no tengo mucho que contar.
Sí, el viaje fue largo y tedioso, como todos los viajes en que tenés que estar sentado más de 10 horas seguidas.
Del aeropuerto hasta lo de mi cuñada el paisaje era verde, verde, verde, cúmulo de 20 casitas, verde, verde, verde, cúmulo de 20 casitas, verde… Por los pueblitos que pasamos me crucé con varias escenas de postal, al punto tal que me sentía mal por no estar tomando cerveza en un chop de litro, vistiendo tirantes y pollera verde.
Me crucé con un grupo étnico que no solemos ver en casa: mujeres con burka. No llegaría al punto de decir “Alemania está lleno de musulmanas!!!”, pero ver las 10 que vi supera por una inmensa mayoría todas las que vi hasta ahora en Buenos Aires.
Y pasé todo el día con mi cuñada, su marido, mi novio, mi cuñado y su novia (estos dos últimos paseando de vacaciones), así que medio que me siento en Chile en lugar de otro lado del mundo.
Hasta ahora, lo único que me recuerda dónde estoy son los enchufes, y los paquetes de comida con nombres extravagantes para el ojo latino.
Y el silencio. Mierda que hay silencio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s