El Idioma y Yo

Te caes de turista, diría mi hermana.
La gente me ve luchando con las palabras y me entra a hablar en inglés. Y los que no saben inglés, empiezan a preguntar si entiendo algún otro idioma (francés fue el favorito hasta ahora).


Tengo que acostumbrarme a pedirles que me insistan con el alemán, Langsamer, bitte, Ich verstehe aber Sie müssen langsamer sprechen. Sino no vas a aprender, insiste mi novio.
Las palabras retumban en mi cabeza, y con mucha concentración y migraña puedo entenderlas. Pero responder lo que necesitan, no siempre. Reproducirlas jamás.
Como cuando le conté un chisme a Klaus, que la cuñada de su hermana me había contado, y me preguntó las palabras exactas que ella uso. Keine Ahnung, pero eso dijo! Palabra!
Entre mujeres se entienden, tartamudea con dificultad mi concuñado. Y ríe.
Él siempre que me encuentra llorando sobre una pila de libros trata de consolarme resaltando que el español es más difícil.
Y quizás tenga razón. De entrada que tuve que abandonar mi pronunciación porteña para que entendiera que necesito ya un cuchillo.
Habla bien, me reta mi cuñada.
A mí no me jodas, que con weon solucionas todo y tampoco es la gracia.
Ese es el problema del alemán: hay un verbo para todo. Y la regularidad en la conjugación, bien gracias.
You have to study, gritaba Ana cuando no sabíamos la tercera columna de get. Porque es got, no gotten como dice la norteamericana.
Ella habla en alemán hasta cuando no sabe, casi como la coreana; ella habla hasta cuando no se le entiende.
Me bajó una aplicación en mi celu, en español, para sacarnos fotos con caritas. Pero no se actualizó.
Morgen, morgen machen wir “potos”, y me reí.
El enano también se ríe cuando le digo poto, pero culo es muy fuerte y cola no lo entiende. Patas también le causa gracia.
Patas tienen los animales, pero él tiene patitas cosquilludas, que no es lo mismo.
Margot tiene las patas rosadas. Y ronronea cuando le acaricio la panza, hasta tirar el tarazcón. Mordiendo la mano que te da de comer…
Tiger hace lo mismo. No se pronuncia en inglés, sino como el amigo de Winnie. Nunca le pregunté a Tom por qué le puso así. Su historia incluiría palabras en alemán, inglés, rumano, italiano y español.
La albanesa también confunde el italiano con el español. Y le dice treno al Zug.
Como el hermano de mi concuñado; la parte del treno, no de confundir idiomas. Él habla lento para que le entienda. Al principio todo en español, ahora mitad en alemán. Sería buen maestro, porque sabe cuándo usar cada idioma para ayudarnos a los dos a practicar.
Acá no se celebra el día del maestro. Cayó domingo igual, por default no se hace nada. Salvo que haya una fiesta en el pueblo.
Fue la Kirmes de St. Katharinen. La cocina andaba lenta. Dreizig Minuten zwei Schnitzel? Ich warte auf ihnen doch.
Las Schnitzel no son de vaca como en Argentina, son de cerdo. Me gustan más. Pero no suelen ponerle cheddar, como a las del Club. Me gusta menos.
El cheddar de McDonalds es el mismo, y lo venden en el supermercado. Literal; también venden el ketchup original de McDonalds: no más robar sobrecitos. No sé qué tan caro sea a comparación de las otras marcas.
Si hablar me da jaqueca, calcular cuánto saldría en pesos argentinos me da pequeños ACVs. Y cuando mi cuñada encima pregunta cuánto sería eso en chilenos, ahí entro en coma.
Hoy vimos la unidad de enfermedades en el curso. Divino. Lo difícil no fue traducir paperas, Windpocken, esclerosis múltiple en el celu. Lo difícil era explicar qué enfermedad era en alemán. Qué sé yo los síntomas de la papera? Punkte, Punkte, todas tienen Punkte. El keniano fingiendo un ataque de asma fue genial igual.
Conversar con el keniano raya el racismo. Con sus más de 20 hermanos, la profesora insiste en hacerle preguntas bizarras como Y sabes el nombre de todos? Pero cuando sale con cosas como que su hermano fue campeón regional en las carreras de camello es difícil no sentirlo exótico.
Como las paltas. Las paltas son exóticas, ergo salen caras. El dulce de leche es más exótico. Las hamburguesas de acá son exóticas.
La Cheeseburger trae, como su nombre lo indica, queso… tomate, lechuga, ketchup, mayonesa, salsa especial, cebolla y pepino.
Nur Käse, bitte.
Wie?
Brot, Burger, Käse, Brot. Ohne Sauce, ohne Gemüsse… Nur Käse.


… Okeeeeey…
Te caes de turista, diría mi hermana.
Y para que mierda le ponen Cheese si es una completa? Parémonos de joder…

Anuncios

2 comentarios en “El Idioma y Yo

  1. O empezas a ponerme abajito las traducciones o una app a la página para traducir rápido. Tengo que andar copiando y pegando en el traductor ¬¬ no está en mis planes ponerme a estudiar alemán ahora. Me cago en vos 😀
    Lindo matete tenés en la cabeza por cierto =D y lindo en buen sentido ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. Con la albanesa hablo en español… hasta que aparece una palabra que no sabe en español y me habla en English… Until we realize we must sprechen Deutsch, dann wir sprechen Deustch, aber nur ein bisschen, hasta que empezamos Spanisch again… or ein Sache like that… @.@

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s