Sigue la Vendimia II

Día 3


El día empezó como el anterior: cagada de frío bajando a toda velocidad en la bici.
Me vestí con los demás en el galpón, nos subimos al carrito y empezamos a trabajar.
A esta altura al dolor que tengo en el hombro derecho ya me acostumbré. Molesta con determinados movimientos, a pesar de mis automasajes diarios y de ponerme calor todas las noches, así que mi solución es directamente evitarlos.
Ya me acostumbré a no entender nada, al incesante parloteo, a los gritos… A todo.
Pero hoy noto algo distinto. Hoy no trabajan como siempre…
Se los ve contentos. A todos juntos, y eso, me enseñaron, en el mundo laboral puede significar dos cosas: algún tipo de suma extra de dinero (que me parecía raro) o… la cercanía de un día sin trabajo. Pero… es jueves… mañana también… trabajamos…?
Cantan, ríen, hablan más de lo normal (por Dios, es posible!).
Al mediodía bajamos y almorzamos Chili con Carne!!! Riiiico, y sin picante. Lo volví a acompañar con vinito…
Después del almuerzo el día transcurrió como siempre, y al final de la tarde, luego de que me pagaran el trabajo de la jornada, las palabras milagrosas sonaron…
Mañana no trabajamos.
Alegría… como la luz de la luna, alegría…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s