El Wochenende Pasado

Volumen IX

(Se lee ix, no 9…)

El domingo amanecimos temprano para asistir a un evento nuevo en mi vida de groupie de mi concuñado el Director: esta vez íbamos a escuchar a su coro.


Desde que supe que dirigía varios coros que tuve ganas de escuchar alguno, así que apenas me dijo en la semana las palabras Chor y Sonntag ya le di el presente.
Después me di cuenta de lo que implicaba tener que estar a las 9.30 en Winzenheim… y de lo que significaría un coro a esa hora.
Efectivamente, luego de meternos en una Iglesia Evangélica y que nos dijeran que el coro es en la Católica de más allá, aparecimos en mi primer Misa Alemana.
Que me perdonen mi abuela y mis tías, fieles católicas, pero yo de religión entiendo poco, y de actos religiosos menos todavía.
Que me perdonen los católicos del mundo por la cantidad de chistes de Los Simpsons que pensé durante todo el proceso.
Siempre me gustaron las iglesias; hasta las más modestas son fabulosas obras de arte. Si bien Winzenheim es un pequeño pueblito, no está tan perdido en el medio de la nada (está al lado de la ciudad cabecera del Kreis), lo que hace que su iglesia católica sea tamaño digamos medio.
El sagrario y el retablo estaban delicadamente decorados, todo bañado en oro – dos aclaraciones sobre esta frase: sagrario y retablo fueron palabras buscadas bajo la consigna “cómo se llama la cosa atrás del altar iglesia católica”, así que me lavo las manos sobre su veracidad; el bañado en oro es relativo, ya que la iglesia se veía bastante nueva, así que hay más posibilidades de que sea Alba para Interiores que efectivamente oro.
Arriba, justo en frente al altar y ocultos, se encontraban el coro y el órgano.
Cuando llegamos, el coro ya estaba cantando y la iglesia se encontraba casi llena, así que rapidito y en silencio buscamos asiento en algún banco del fondo.
Cuando terminó el coro, empezó a hablar el cura. Si no entiendo nada de lo que dicen en la misa en español, ni me esforcé en entender esta.
Pensé mucho en mi abuela, y traté de mantenerme lo más respetuosa posible, pero no pude evitar escuchar la voz de Marge en mi cabeza diciendo que los católicos lo único que hacen es pararse, sentarse, y volverse a parar, y luego a sentar, es todo muy confuso! Y en el momento en que algunos se pararon, otros se quedaron sentados y otros se arrodillaron, lo miré a Klaus con pánico y en susurros histéricos le dije “y ahora qué hacemos?!”. Él se quedó en el molde, no tanto para hacerle honor a sus lazos con la Iglesia (ay ay, el señor Scout tiene la primera comunión hecha!), sino porque realmente no le importaba mucho si los demás lo creían ofensivo que él se quedara sentado o se parara o hiciera algo. En fin, hicimos mucho ejercicio de cuadriceps.
Me sorprendió ver al cura con un monaguillo de cada sexo. Nunca vi monaguillAs en Argentina (es verdad que fui como a 4 misas en toda mi vida, pero igual nunca había visto una antes!).
Había también un personaje medio raro dando vueltas. Una mujer de largo pelo canoso, vestida casual, que hacía diversas tareas, como entregar las bolsitas donde se ponían las propinas (“ofrendas, amor, no seas hereje”), controlar el sonido y básicamente hacer cualquier cosa que la pudiese llevar a caminar incluso entre el cura y el altar. Todos conocemos esa tía, vecina, amiga íntima de la familia que en los eventos sociales cumple la misma tarea.
Otra cosa que noté es que no había cajita de confesión (“confesionario, animal, cómo te dejan salir a la calle a ti?”), y le di vueltas al tema de la confesión y cómo la harían bastante rato a lo largo de la misa.
Por último, y este detalle es el que más me gustó, es que antes de que el coro cantara, arriba del retablo aparecía con luz el número de página de la canción que iban a cantar, así todos los fieles podían buscar en sus libritos (“cancionero… Dios…”) y cantar al unísono. Qué fantástico.
Hubo un momento en que los de adelante se dieron vuelta y nos dieron la mano, y entre ellos, y con los de más adelante. Mientras le daba la mano a Klaus le pregunté qué estábamos haciendo. El Saludo de la Paz, amor. Ah… y eso, cómo para qué? Mirada irritada. Bueno, bueno, qué sé yo…
Igual por suerte mi novio encontraba graciosa mi situación, y con fascinación me mostró lo que pasaba al momento de darles la hostia (eso sí lo sé!) a los presentes: primero se pararon todos los de la primera fila, y empezaron a recibirla uno por uno, y se iban sentando. Mientras se iban sentando, los de la segunda fila se pararon pero no se atropellaron entre ellos para llegar adelante, sino que esperaron pacientemente a que toda la primera fila recibiera su hostia antes de acercarse. Y lo mismo las filas traseras. Un espectáculo no de primer mundo, si no de alemanes! Punto para Alemania.
La misa terminó con un agradecimiento al coro, su correspondiente aplauso, anuncios sobre las próximas misas de la semana (esto lo entendí a medias) y con una última canción, el cura se retiró del recinto.
A pesar de los muchos chistes internos que me conté, a pesar de mi incomprensión de esta y casi todas las religiones, no pude evitar sentir que había algo hermoso en todo eso.
La belleza del coro es por supuesto algo inigualable, algo que solo quienes aman la música van a entender; esa sensación que te deja en el pecho, esas ganas locas de tener más sentidos como para captarlo todo, esa necesidad de seguir escuchando. Ni te cuento de las ganas de más que me dejó el capo que tocaba el órgano.
Pero también la belleza de escuchar a quienes ahí se encontraban, cantando con toda la fuerza de sus pulmones y con toda su alma; escuchar las palabras danzantes del cura, la respuesta de sus fieles; compartir sonrisas y cordiales saludos de paz. Verlos ahí felices en su momento, en el momento que le dedican a sus creencias y sintiéndose llenos. Fue cálido.

Glosario:
Chor: coro
Sonntag: domingo
Kreis: distrito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s