El Enano, La Visa y El Ropero

O no pasa nada por meses o pasa todo junto. Van a entender mejor a que me refiero en un par de días. Vayamos por partes, cronológicamente podríamos decir que todo comenzó con la visa…

Por si no sabían, estoy en el viejo continente gracias a una visa de idioma, la cual no me permite trabajar y dura solo un año. Ser mantenida por mi novio va en contra de mi orgullo feminista… pero favorece enormemente hobbys tales como leer, dormir y ver anime. Sobre todo dormir.
De todas formas la visa estaba amenazando con terminarse y como el novio sigue sin dar el sí, la única opción de permanencia era… La Visa de Trabajo.
La única forma de conseguir una es con un, dah!, contrato de trabajo. Así que la misión era muy simple: conseguir laburo en Alemania sin hablar alemán.
Diciendo esto he recibido varias quejas del tipo “pero si tu alemán es muy bueno!!”.
Lamento decirles a todos aquellos que quisieron brindarme su apoyo sin conocer el idioma, y sin haberme escuchado hablándolo, que, no! Mi alemán no es tan bueno!!!
A aquellos que sí lo conocen y sí me escucharon… No les creo.
La misión ya mencionada venía cagada desde el vamos igual, no por la barrera idiomática, sino por mi frustración; tres años buscando trabajo en turismo y solo conseguí entrevistas de promotora, en el call center de Ford y en un gimnasio de Reiki (100% posta, tengo el mail todavía!). Quería trabajar en un gimnasio de Reiki acá? Cómo se dice Reiki en alemán?
Decidí ponerme exigente y mandar currículum a solo cinco hoteles de la zona.
Me llamaron de dos.
Con el primero hubo todo un tema de que querían que trabajara ya ya, pero yo solo puedo hacerlo cuando se termine mi visa actual. Así que, después de muchas idas, venidas e ilusiones… Como vino, se fue.
El segundo me dijeron el miércoles pasado si podía ir tres días de prueba, lunes a miércoles, y después veíamos cómo avanzábamos.
Le dije que sí.
Tuve que comprar un pantalón y unos zapatos; la camisa, el chaleco y la corbata me lo daban ellos.
Obviamente el pantalón me quedó largo, así que el viernes tuvimos que ir a lo de mi cuñada, que volvió dos días atrás, después de dos meses en su tierra natal.
Sus hijos estaban irreconocibles.
La bebé estaba larga, gorda y rubia, y con los enormes ojos azules siempre abiertos se niega a dormir.
El enano estaba alargado, flaco, bronceado y extremadamente hablador. Con un marcadísimo acento chileno, no fue capaz de hablar perfecto alemán con su padre (quien se había quedado en Chile solo las primeras cuatro semanas), así que se frustró y decidió no hablarle más. Tres días después empezaría el jardín. Qué iban a hacer las maestras con el simpático rubio que ya no podía hablarles? Como podía ser que tres meses sin su padre y lejos de casa le hubieran borrado de la mente su lengua natal? Me va a pasar lo mismo si me alejo de mis compatriotas latinos? Por qué Sibarita es tan rica?
Comimos, arreglamos mi pantalón y vimos la Ley y el Orden en alemán, y ya son tres idiomas distintos en el que miro el mismo capítulo.
Nos fuimos temprano, porque al día siguiente, el sábado pasado, pasaba algo más emocionante que un posible trabajo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s